miércoles, 10 de noviembre de 2010

¡BASTA!

No puedo creerlo. Simplemente no puedo concebir que en el siglo XXI se siga dando esto. El solo hecho de imaginarme un niño (¡sí, un niño!) de 14 años concibiendo la idea de quitarse la vida me es insoportable. Imaginarlo día a día pensando en cuál sería la mejor forma de hacerlo. Imaginar a alguien tan joven creyendo que no tiene otra alternativa, que la vida va a ser un constante sufrimiento. Tener miedo todos los días. Ir al liceo aterrorizado, ir al liceo preparado para que lo insulten, para que le golpeen, para que abusen de él sin piedad. ¿Por qué? ¿Porque es puto? ¿Porque le gustan los varones? Pero no es necesario imaginarlo. No, esto sucede todo el tiempo. Piensen. Al menos por un segundo traten de verlos -yo los imagino como pequeñas lucecitas con forma de persona titilando en un inmenso mapa sumido en la oscuridad - imagínenlos de veras, a todos ellos y a todas ellas, paseándose por los pasillos del liceo intentando pasar desapercibidos, viendo a los hijos de puta que los insultan e intentar evitarlos, corriendo al baño a lavarse las heridas, encerrados en sus cuartos llorando, pensando que nunca va a parar, que son odiosos, que son un asco, o que todo el mundo es un asco. Me tiemblan las manos al pensar en el momento en que finalmente toman la decisión. En que prefieren morir. MORIR. Se van. Se fueron ya. Dios santo y la puta que la parió. ¿Cómo mierda puede ser esto? ¿No somos un ASCO todos que no logramos evitarlo? Porque NO, no son solo los abusadores ignorantes de mierda, somos TODOS. Es difícil imaginar que los abusadores son una mayoría y que contra ellos no se puede luchar, ¿entonces, si somos más, por qué no enfrentarlos y acabar con esto de una vez por todas? ¿Vivo en un mundo en que a la gente no se le puede dejar ser? ¿Vivo en un mundo en que la gente siente y debe morir para escapar al abuso? No puedo creer que no haya nada mejor que podamos hacer. No puedo creer. No lo puedo creer.

2 comentarios:

  1. :( mirá, de donde lo mires es una mierda. y pensá en todos los suicidious juneviles en los que nadie dijo, eeeeeh, es porque era gay. este país es un asco. además, se está formando como una trend. sos puto? matate. te van a recordar onda mártir. la lástima es que nadie se acuerda de sus nombres, si no lo que representaron.
    yo por mi parte nunca puedo perdonar el suicidio, mismo por estas razones. es la salida fácil, estos chicos no se quedaron y pelearon. lo cual no justifica nada de nada. este país se esta yendo a la mierda rápido.

    ResponderEliminar
  2. cuantas palabras de odio.

    el odio es enfermo estamos de acuerdo.

    El miedo es odio.

    miedo al amor.

    retroalimentacion de odio

    ResponderEliminar