martes, 1 de junio de 2010

Porque la vida está llena de momentos Lyncheanos.

 

Escuchar esta canción en el repdroductor mp3 (¡al diablo con los iPods!) paseando por entre las góndolas de un supermercado mientras desfilan por los ojos las marcas más absurdas, los colores más inesperados, los productos más estrafalarios y las gentes más extravagantes es una de las experiencias más insolitas que se puede vivir en la vida (oh, ¡vivan las redundancias!). Rara vez sentí algo tan excepcional, ¡así que queda altamente recomendado!

4 comentarios:

  1. En las raspaditas de las Lays te podés ganar un Ipod.
    Fuck them all you want, pero tienen 8 gigas.

    (Se rompió mi auricular izquierdo y mi vida es imposible -aguinaldo coming soon, though-)

    ResponderEliminar
  2. Igual nada se compara a bailar una versión midi de 'My heart will go on' entre las góndolas de artículos de ferretería y jardín.

    ResponderEliminar
  3. Ya no como Lays. :(

    Yo escucho la música en el celular porque tiene re buen sonido y no tengo ganas de gastar plata en reproductores mp3 otra vez. Igual todavía lo tengo que tunear. Si te vas a comprar auriculares comprate unos decentes, de esos grandes y aparatosos y súper coloridos.

    Eso tampoco lo hago any more, pero pocas cosas se le comparan, es cierto.

    ResponderEliminar