sábado, 19 de septiembre de 2015

a quien corresponda

pienso en vos mucho más de lo que te imaginás, no es que yo sepa lo que vos te imaginás o que piense que vos pensás en si acaso yo pienso en vos en absoluto, como yo me pregunto sobre todos, si pensarán algún día en mí, no es que vos lo hagas, pero aunque no lo hagas siento la necesidad de decírtelo, pienso en vos más de lo que pensás, o más de lo que te dejo entrever, a veces porque no quiero que lo sepas, en ese momento, quizás es un mal momento, para que sepas que pienso en vos, a veces porque mi pensar en vos no necesariamente se traduce en articular mi pensamiento y solo quedan las nubes de sensaciones con una vaga silueta tuya y a veces veo algo que me hace acordar a vos y se suceden imágenes y sonidos de vos en mi cabeza y quiero subir ahí arriba y tocarlos y darles más forma pero luego me distraigo con otra cosa. a veces pienso en que debería pensar más en vos, en que te merecés mucho más de lo que te doy y que por qué no me estarás rindiendo cuentas. otras veces pienso en vos y es demasiado doloroso, a veces pensar en vos se siente muy parecido a pensar en mí y en mi fracaso, a ver mi propia insuficiencia. y otras veces pensar en vos es una cuestión de segundos, un rayo que me agujerea el pecho y manda escalofríos para todo mi cuerpo pero que desaparece tan pronto como llegó, forzado por ese otro pensar de mí que no quiere pensar en cosas dolorosas. pero por qué no se dará cuenta que esas cosas dolorosas salen de ese no querer pensar, de que si pensara un poquito más en vos podría dejar de pensar en mí y mis insuficiencias y todo sería mejor, pero nunca llego a eso, nunca me aguanto el dolor lo suficiente.

2 comentarios:

  1. Siempre pensando, sentí cada palabra..... es muy identificativo, muy

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras, Sebastián, me hacés sentir acompañada.

    ResponderEliminar