domingo, 18 de julio de 2010

La cuarta noche.

Era demasiado intenso,
eso que creías querer,
eso de lo que huí despavorida,
eso que tanto me asustó,
pues no podía ser,
que así me quisieras,
era yo,
después de todo,
era yo, y yo sabía,
que jamás sería yo,
que jamás habría nadie,
que así me pretendiera,
así es que no me sorprendió,
cuando me dijiste,
que todo era mentira.

3 comentarios:

  1. Scarlett, I'mma let you finish, pero sólo quiero decir que la parte final de tu página es lo mejor de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Oh my God, shameless self-plug much? Vas a permanecer ahí mientras seas buena y tengas el pelo fucsia.

    ResponderEliminar