jueves, 6 de febrero de 2014

dominó

entonces quedaba preguntarse cuál sería el nimio gesto el leve contacto el pedacito de piel que pondría a nuestros cuerpos en contacto qué recoveco será el más afortunado el probable beso en la mejilla que se acomoda demasiado cerca de los labios la respiración que se percibe en unos segundos de silencio la presión que al levantar se desliza hacia el centro y se despega peligrosamente cerca de tu boca sentarme a tu lado en un taxi apretado y sentir tu pierna contra la mía y mirarnos distraídas buscando señales de ese calor en las miradas una mano que se acerca para entregarme algo unos dedos afilados que se deslizan desde mi muñeca hasta la punta de los dedos un calor unos brazos que me rodeen que depositen los pesos de tu cuerpo en los lugares menos esperados una respiración húmeda en mi oído un desprendimiento lento un no desprendimiento un pedacito de piel solo uno basta para que el resto siga


1 comentario:

  1. Hermoso. Cada vez jugas más con las palabras, te arriesgas más en el texto ( metáfora de las circunstancias?) y eso es apasionante de leer,porque realmente logras transmitir el calor, la ansiedad, la pasión o cuál sea la lectura del texto,de tú cabecita linda. Te felicito!

    ResponderEliminar