jueves, 17 de noviembre de 2011

Mi constante.

En la furia irrevocable,
de mis estados alterados,
-absolutamente impermeable-
hay solo una cosa
que me trae de vuelta:
tu inagotable ternura.
Tú,
mi constante.

3 comentarios:

  1. Un toquecito de Desmond no le hace mal a nadie. ;)

    ResponderEliminar
  2. Una pequeña luz de un faro en medio de la noche oscura es lo más importante para cualquier náufrago...

    ResponderEliminar